Como cerrar por completo los programas en tu Mac

Ya tiene más de un mes que escribí la última vez, no tenía ninguna idea de algo útil que escribir. Hoy les voy a dejar un poco de información muy básica pero muy importante.

Es un hecho que la mayoría de la gente tiene un primer contacto con la computación utilizando una “PC” o, en otras palabras, Windows. En Windows cerrar programas es tan sencillo como apretar en la tacita de la esquina y ¡listo! En OSX debería de ser igual no?

Diferencia entre OSX y Windows

Primero vamos a ver la diferencia entre OSX y Windows en cuanto a la barra de tareas y el dock. Me voy a concentrar en Windows 7 y OSX: Mountain Lion.

En windows tenemos la barra de tareas típica que se usa desde Windows 95 (obvio con diferencias jaja):

Como podemos ver, en Windows 7 podemos poner iconos en la barra que funcionan como accesos directos, sin embargo cuando tenemos un programa abierto se ve “resaltado”.

En OSX el funcionamiento es similar, podemos poner en la barra accesos directos y con un minúsculo punto sabemos cuando están abiertos.
Aqui vemos que hay ciertas aplicaciones que tienen un puntito abajo, indicando que están abiertas.

¿Cuál es la diferencia entonces?

Cuando estamos en Windows simplemente cerramos con el botón de la “X” todas las ventanas del programa y listo, el programa se cierra.

En Mac podemos hacer lo mismo, pero lamentablemente la mayoría de las veces no cierra el programa. Si no que se queda abierto en el Dock.

¿Cuál es el problema?

El problema recae en que tener muchos programas abiertos, aunque no estén en uso, consumen memoria RAM en nuestro equipo. En la memoria RAM se almacena la información de los programas abiertos (los archivos abiertos, etc). Cuando se llena la memoria RAM se utiliza el disco duro que es muchísimo mas lento y por consecuente todo se siente mas lento.

¿Cuál es la solución?

Cierra tus programas. Para cerrar por completo los programas en OSX tenemos dos opciones.
  1. Desde el Dock: le damos click derecho a la aplicación en el dock y seleccionamos cerrar.
  2. Desde la barra de menú: teniendo seleccionada la aplicación, vamos a la barra de menu y damos click en el nombre de la app y seleccionamos cerrar.
  3. CMD + Q: a petición popular, también podemos cerrar las aplicaciones presionando las teclas CMD + Q. De esta manera se cerrará el programa por completo. También con CMD + W cerramos solamente una ventana del programa (como presionar el botón rojo de la esquina).

Después de realizar esto notaremos que el puntito abajo del programa desaparecerá y esto quiere decir que la aplicación se ha cerrado por completo.

De igual manera, si la aplicación esta atorada, dandole click derecho desde el dock podemos forzar la salida.
Como último TIP, si sientes que tu equipo Mac esta lento y utilizas mucho la aplicación de Mail nativa, intenta cerrarla, me he dado cuenta que disminuye mucho el rendimiento de la computadora.

Adaptadores “PowerLine”

No puedo creer que por tanto tiempo me olvidé de estos dispositivos. Precisamente les escribo sobre ellos hoy por la necesidad de dos clientes.   

¿Qué son los adaptadores “PowerLine”?

Los adaptadores PowerLine son una forma muy sencilla de extender nuestra red local sin necesidad de realizar tediosas instalaciones de cable.

Estos adaptadores funcionan utilizando la red eléctrica de nuestro hogar/oficina para crear una red local, extender nuestra red alámbrica e inalámbrica. La información se convierte en señales eléctricas que son recuperadas en el siguiente adaptador.

¿Cuáles son los PROS y CONTRAS?

En mi opinión el PRO más importante de esta tecnología es la facil instalación. Precisamente el día de hoy me acordé de ellos porque mis dos clientes viven en el centro de la ciudad en casas antiguas remodeladas, las paredes son del doble de grueso e interfieren drásticamente con las redes inalámbricas instaladas. A su vez, trabajar con cable es muy complicado porque no es viable taladrar las paredes. Con los adaptadores PowerLine nos olvidamos de todo eso.

La contra más importante que le veo a esta tecnología, mas no lo he experimentado, es que al correr sobre la linea eléctrica, quiero asumir, se ve afectada por descargas eléctricas, altibajos de corriente y demás. Por otro lado no se que tan protegidos están los equipos y si no son mas susceptibles a una descarga eléctrica.

¿Qué tan caros son los adaptadores?

Hoy compré un KIT marca TP-Link para expandir la red inalámbrica. El modelo es el siguiente TL-WPA281KIT. Tiene un costo el público aproximado de $1300 pesos. Existen otras marcas con precios similares, simplemente hablo de esta porque fue la que conseguí!

El kit incluye dos adaptadores. Un adaptador alámbrico y un adaptador que incluye un Access Point (AP). Con esto es tan sencillo como conectar el adaptador alámbrico cerca de nuestro modem/router, lo conectamos a la corriente y conectamos un cable de red entre nuestro modem y el adaptador PowerLine. A su vez, conectamos el adaptador AP en el cuarto que requerimos expandir la red y listo! No hay que hacer nada mas. 

Configurar el nombre de la red y contraseña bueno, es un punto opcional y recomendable, pero no se necesita hacer.

Yo creo que por 1300 pesos, la habilidad de expandir nuestra red en cuestión de minutos lo vale.

Yo calculo que el adaptador alámbrico debe andar sobre los 500 pesos y el adaptador con AP como 800 pesos.

Es importante señalar que podemos conectar más de un adaptador y no trabajan en pares. Por ejemplo podemos comprar el adaptador inalámbrico para “meterle” internet a nuestra red “PowerLine” y luego comprar dos adaptadores con AP y ponerlos en dos cuartos distintos. 

¿Qué limitantes tienen?

Entre las limitantes que tienen estos adaptadores hay una muy importante y obvia y unas adicionales que son técnicas.

La limitante más obvia es que éstos solo funcionan dentro de la misma red eléctrica. No esperes conectar una en tu casa y otra en la casa de tu vecino y que funcione.

También, tienen una limitante de longitud. El máximo, en este kit, es de 300 metros, esto quiere decir que la red puede pasar por 300 metros de cable eléctrico. Hay que tomar en cuenta que estos datos son teóricos como los “450 metros” de alcance de las redes inalámbricas. Vamos a asumir que los valores reales se reducen a un 80% por lo cual nos deberían de funcionar a una distancia razonable de 240 metros.

La tercera y última limitan que se me puede ocurrir es la velocidad, que ni tan limitante. La velocidad de transmisión de datos. El kit que compré tiene una transmisión de datos de 200Mbps por la red PowerLine, esto podríamos decir que es la limitante, sin embargo quiero recordarles que la mayoría de las redes domésticas trabajan hoy en día, alámbricamente, a 100Mbps. Lo que si es importante mencionar es que si entramos a la página de TP-Link podemos ver que también venden adaptadores de hasta 500Mbps por lo cual no lo llamaría limitante del todo.

Conclusión

Bueno, aunque les mentiría si les dijera que ya utilicé lo suficiente estos dispositivos como para darles una opinión conclusiva, me parece que los adaptadores PowerLine son una excelente alternativa para cuando instalar cables no es una opción viable. 

Las limitantes que conlleva utilizar este sistema no son realmente importantes en la mayoría de los casos y su precio aunque no es el más asequible tampoco es lo suficientemente elevado como para no poder pagarlo.

Como siempre les agradezco sus comentarios!